Cargando Eventos

Se celebra el primer sábado del mes de agosto. Se apaga el alumbrado público y se encienden miles de velas que iluminan y dan protagonismo a balcones, ventanas, calles y plazas de la Villa. Esta iniciativa, que arranca en el año 2017, contó con una gran afluencia de público, incrementándose considerablemente en la segunda edición. El pueblo se ha volcado mayoritariamente con esta magnífica idea. La música que acompaña al evento transforma el ambiente en pura magia. La opinión de los visitantes es unánime: hay que venir a  “saborear”  este espectáculo cada año, porque, cada año, hay nuevas sensaciones que visitar.